Desde Piscinas Artic Ocean Pool, queremos alertarle y aconsejarle sobre tres aspectos MUY IMPORTANTES a considerar, tanto para usted como para otros bañistas.

1.- Evite las zambullidas de cabeza, en todo caso, realizarlas en la zona más profunda y en forma oblicua, a fin de evitar una inmersión demasiado profunda. Un golpe con la cabeza en el fondo de la piscina puede causar parálisis de por vida. Alerte a los bañistas. Cualquier persona puede sufrir una ilusión óptica y pensar que la piscina es más profunda que la realidad.

2.-  Evite correr alrededor de la piscina. Una parada brusca en el pavimento mojado puede causar una caída violenta.

3.- NIÑOS

Nunca deje a un niño solo en la piscina. Cualquier niño que se encuentra en situación peligrosa o de apuro, normalmente no va a gritar. Para una tragedia son suficientes unos segundos.

Todos los niños sienten gran atracción por el agua, que los impulsa hacia la piscina en ausencia de adultos. En caso de necesidad, instale una protección alrededor de la piscina o una cubierta de seguridad. No se arriesgue a que un espacio pensado para la felicidad se convierta en un lugar triste y odiado.

Además, los niños en piscina o cerca de ella deben estar bajo supervisión de adultos.

Es conveniente seguir la “regla 10/20″: Un adulto vigilando a los niños debe poder dar un rápido vistazo a la piscina en 10 segundos y llegar a ella en 20 segundos.

En caso de perder de vista a un niño, el primer lugar a dónde mirar es la piscina.

Siempre supervise a los niños, incluso a los que han tomando clases de natación.Es conveniente que los niños aprendan a nadar cuanto antes.

Los equipos de flotación, juegues e implementos inflables para ayudar a nadar no son niñeras, tampoco son dispositivos de seguridad.

Tenga los sal salvavidas al lado de la piscina. Tenga un teléfono cerca y a mano los números de emergencia apropiados.

Con una piscina en casa los expertos recomiendan barreras de protección:

  •  Instalar una cerca con una altura mínima de 1,20 metros, con cerrojo de traba automática cuyo mecanismo esté fuera del alcance de un niño.
  • Quitar ramas de árboles que estén sobre el agua y las sillas o escaleras del área, para impedir que los niños se trepen sobre la cerca que rodea la piscina.
  • Utilizar una cubierta para piscina. No sólo sirve para evitar que caiga suciedad, también es un elemento de seguridad.
  • Instalar un sensor de movimiento en la piscina y alarmas de sonido penetrante que alerten en caso de que alguien se acerque o entre al agua.
  • No espere escuchar barullo. Un niño no grita cuando cae al agua: se ahoga en silencio absoluto. 

La existencia de una barrera adecuada, que impida el paso, reduce a la mitad el número de accidentes por inmersión en las piscinas.  Es importante dificultar el acceso de los menores al agua mediante barreras físicas