¿Qué es lo que ves cuando miras tu piscina? ¿Tranquilidad, calma o gasto y dinero? No hay duda de que mantener esta instalación conlleva unos gastos, no obstante, siempre hay formas para conseguir un ahorro energético, que se traduzca en un menor gasto en nuestras facturas eléctricas. En este artículo te contamos la importancia de la iluminación eficiente de tus piscinas, así como de otros aspectos que harán que este espacio azul sea un remanso de paz y ahorro.

 

 Iluminación eficiente para reducir la factura eléctrica 

 

La iluminación requiere una atención especial, ya no solo por el gasto eléctrico que produce, sino porque un mal diseño de esta puede crear inseguridad en este espacio acuático. Por ello, para no escatimar en luces lo más adecuado será conocer los tipos de tarifas eléctricas del mercado actual y ver cuáles se adecuan a nuestro consumo. Partiendo del conocimiento de nuestras demandas energéticas podremos comparar las tarifas eléctricas y las de gas y ver los mejores precios. No obstante, además de comparar las tarifas eléctricas, el usuario debe leer las condiciones de cada contrato para no llevarse sorpresas al recibir la primera factura.

 

En algunos casos, si la casa es de nueva construcción habrá que pagar un precio por dar de alta el gas y la luz, este importe variará según la Comunidad Autónoma y la potencia que se requiera. Lo normal es que en una semana aproximadamente los suministros de luz y gas ya estén establecidos en la vivienda. Y en cuanto al precioa pagar, se hará al contratar la luz y el gas con la comercializadora que el usuario haya elegido.

 

Una vez que ya tenemos una tarifa que se adapta a nosotros, por ejemplo si nuestro consumo es fundamentalmente nocturno una de discriminación horaria será perfecta para nuestra vivienda; tendremos que proceder a la iluminación eficiente de la piscina, empezando por su distribución. Por otro lado, hay una premisa clara: todas las bombillas deben ser luces LED. Estas consumen menos energía que las tradicionales y están disponibles en diferentes modelos para este espacio acuático: focos, empotradas, flotantes, etc. En cuanto al precio, es un poco más elevado que el resto pero el ahorro eléctrico que supone lo compensa con creces.

 

 Otras formas de eficiencia en la piscina 

 

No obstante, colocar luces LED no es el único recurso que se puede utilizar en la piscina para ahorrar energía. Aquí van otras opciones que se pueden sumar a la iluminación:

 

  • Bombas de agua eficientes: en la actualidad existen dispositivos de limpieza y filtración para las piscinas con un certificado de eficiencia energética. Es decir, estos aparatos pueden funcionar de la misma forma que sus homólogos tradicionales pero requieren menos energía para ello.
  • Mantenimiento: un cuidado continuo en el que se evalúen si existen fugas de agua o cualquier tipo de problema hará que se detecten antes y que subsanarlos no cueste una fortuna.
  • Paneles fotovoltaicos: son una opción de autoconsumo para las viviendas que cada vez está siendo más demandada. En la piscina se podría utilizar esta energía para el funcionamiento de los sistemas de limpieza o para la iluminación.
  • No vaciar la piscina en invierno: lo recomendable es contar con una cubierta para evitar que el agua se evapore y que la temperatura descienda. Así se podrá aprovechar de un año para otro, siempre y cuando se mantenga una correcta limpieza.

 

Si quieres saber más sobre las últimas novedades de la eficiencia y la sostenibilidad en piscinas no te pierdas este artículo.